domingo, 22 de octubre de 2017

Tormenta

Se oculta el sol, palidece el cielo.
Lo blanco se torna gris.
Sopla el viento fuerte, eleva el polvo,
tú apareces.

Tú apareces,
Truena el cielo, se inclinan los árboles.
Pido clemencia, comienzo a mojarme
gotas de agua resbalan sobre mis mejillas.
tú apareces.

Tú apareces,
tormenta eléctrica que recorre mis sentidos,
mis pensamientos son un tornado,
un fuerte temblor sacude mis pies.


Tú apareces

miércoles, 4 de octubre de 2017

Sujeto

Mi definición: Yo soy quien desarrolla la acción.

Pero cómo puedo llevar a cabo tan importante, relevante y universal tarea cuando algo me detiene. ¡Exacto! Algo me sujeta.

De estos verbos, adverbios y adjetivos que según me alteran y califican y yo aquí sigo, queriendo estar allá contigo. Caray, esta soga me detiene y asfixia regresándose al principio, siempre al mismo lugar donde todo comienza. Poderosa resortera; entre más recorro más fuerte me zarandea. Reglas ancestrales que rezagan una inminente caída; la vergüenza y la expulsión.

Descubrí tantos verbos al que este sujeto, si, este mismo que debe desarrollar la acción, no tiene acceso. De seguro se encuentran resguardados por altas murallas y en encumbradas montañas.

Cadenas pesadas escritas hace miles de años, enlazadas por letras plasmadas que nos detienen y deciden como debo de ser y actuar. Qué debo hacer y sobre todo lo que no debo hacer. ¿Qué hacer no es un verbo también?


Y yo aquí el sujeto, queriendo estarlo haciendo allá.

lunes, 10 de abril de 2017

Atrapada en estas letras

     No logro entender estas palabras, según me dicen aquí fue donde hace apenas varios capítulos nací. Me compongo de una serie de letras que me definen como ser y marcan mis acciones. Me llevan a donde debo de asistir dibujando el paisaje, poniendo el clima y matizando el cielo. No estoy tan segura el año, o la época en la que vivo y nunca se cuándo es la primavera o el verano.

     Voy conociendo en pausas de mi niñez. Van apareciendo recuerdos en distintos capítulos de mi vida. No soy una persona, o hasta ahora no lo sé; voy uniendo recuerdos y cazando ideas a veces remotas a dónde voy. Busco un espejo, mas no hay ninguno. Hasta ahora lo único que sé es que soy de estatura normal (Cosa que no me dice nada), Cabello negro y largo y unos ojos verdes que intimidan. Vivo sola, en un piso en el centro de la ciudad y esta vez trabajo en publicidad. Al parecer mi jefe es un poco demasiado bueno conmigo. Me faltan muchos datos: Cómo son mis manos, mis ojos serán herencia de mi Padre, si es que tuve uno en algún momento. Mi Mamá me concibió amando o fui solo un resultado de alguna aventura. ¿Hago algún ruido especial al hacer el amor?, ¿haré el amor algún día? Espero que al trascurrir los capítulos de esta aventura lo descubra.

     Mis acciones se van desarrollando en partes, hay ocasiones que tienen que pasar decenas de capítulos para saber qué es lo que hago aquí. Me resultaría mucho más fácil si en pocas palabras me definiera y guiaran para poder terminar feliz. Mas sin embargo nunca es así. Se van uniendo palabras, dando la información necesaria y la menor posible para que la parte de mi vida más interesante ser casi al final. Revelando verdades ocultas en mentiras, lugares escondidos visibles y acciones nunca esperadas dando vuelcos girando por completo.

     Quiero pensar que soy única, irrepetible y que soy un gran personaje. Tengo recuerdos de varias aventuras. He sido heroína de guerra, he refugiado perseguidos en mi ático y en una ocasión descubrí un complot para asesinar al Primer Ministro. Una vez morí tratado de rescatar a un espía que caía en manos enemigas, lo que me dice que soy inmortal y no importan las veces que nazca y muera ya que seguiré protagonizando historias.

      Tengo mucha suerte de estar rodeada de personajes que apoyan a que mis grandes actos se desenvuelvan. Ellos lo hacen más interesante y me aportan información que con sus acciones pintan la atmósfera logrando siempre cumplir con los objetivos. que los ojos que me ven sigan mirando hasta la última página de mi vida.

     Quiero salir. Pensar por mí misma y tomar mis propias decisiones. No estar más involucrada en tantos sucesos. Estoy muy cansada. Avanzar sin rumbo fijo y sin propósito y así, sin que nadie mí me mire, convertirme en fantasma. Ser una más de la gente, pasar desapercibida.


     Supongo que iría cobrando forma. Las palabras se materializarían en mí, formando mi cuerpo y al final todas y cada una de las letras que me han caracterizado serian mi alma y mis recuerdos de una vida pasada donde hice tantas cosas y morí tantas veces.